jueves, 12 de diciembre de 2013

Pozo Llucia

un cementerio de PVC



Un sábado más castigados al agujero ese llamado Pozo Llucia. Sigue habiendo nieve, pero con lo dura que está es una gozada caminar sobre ella, y el sol radiante que hace nos llena de alegría y felicidad. Mmmm, tanta cosa buena no puede durar mucho. Y así fue. Antes de alcanzar la mitad de la cueva se oye decir "eh! ¿has cogido tu la comida?" Esta es la típica pregunta que se responde sola. Lo mejor es el razonamiento al cual llegamos: "bueno, como no llevamos comida no hace falta parar a nada". Si Freud hiciese espéleo entendería esto. En fin, llegamos a la punta de exploración, acabamos de montar el pasamanos que cruza por encima del pozo de 16 m hasta alcanzar otro pozo. Bajamos este último y ..., rayos! volvemos a caer en la zona explorada semanas atrás. Así, se nos acaban las interrogantes en la punta de exploración, por lo que decidimos empezar a desinstalar hasta la cabecera del pozo de 23 m de altura, donde realizaremos una escalada para ver que hay por la parte alta del Meandro Mr. Proper. Adjuntamos el perfil de la cueva.


 
De regreso practicamos la denominada técnica del "salmón y las uñas"; es decir, esforzándonos para remontar las cascadas sin mojarnos mucho y, en los pozos, desplegando un brazo con las uñas bien afiladas para apartarnos de la vertical. Más o menos funciona, pero al llegar a la estrechez de la Javiática vemos que hay un chorro de agua bien majo (aunque menor que el día anterior). Mojadura y para afuera, que después de 10 h sin comer la cuerda se empieza a ver con otros ojos. Pero ahí no acabó el día. A una de las sacas le reventó el culo, por lo que tuvimos que darle la vuelta y hacer un nudo para sacarla bocabajo. En lo que va de año ya nos reventaron tres sacas en esta sima, esto ya parece un cementerio de PVC.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada